Redescubriendo la vida a través del visor

Más reciente

Entre el cielo y la tierra

Si tuviese que elegir un lugar, y solo uno, en el mundo que me parezca bello y especial al mismo tiempo no dudaría en elegir Urkiola.

Será que de pequeña soñaba con la diosa Mari y veía su silueta tumbada sobre el monte Anboto. Será que ver sus montañas de piedra recortarse en el cielo me dejaba sin aliento… supongo que hay miles de motivos. Algunos de ellos inexplicables, pero que los sientes dentro de tí, un calorcito pequeño, que poco a poco se va haciendo grande, grande y más grande y te llena todo por dentro.

Dentro de Urkiola, hay un montecito, Saibigain, al que se accede fácilmente, pudiendo elegir un breve trayecto que llega a la hora escasa si te entretienes, o un trayecto de un par de horas o tres horas.

Este monte tuvo ha sido importante históricamente. En la guerra civil se peleaban por conquistarlo porque parece ser que por él dominabas una de las entradas a Bizkaia. Todavía se pueden apreciar los rastros de las bombas en su cumbre.

Nuestros parajes bucólicos

Ayer lució un cielo claro, azul, sin nubes; fue un gran día. Hoy queríamos una mañana entre niebla y rayos de sol. Pero una cosa es querer… otra lo que toca.

Sabíamos que venia mal tiempo, pero hemos pensado que con madrugar lo libraríamos y tendríamos nuestra niebla. Erróneo.

Aún así ha merecido la pena el acercarnos hasta el pantano de Garaio. Ha merecido la pena pasear y redescubrir estos lugares. Porque aunque los visitemos mil veces siempre nos parece nuevo. Y da igual que la llovizna te moje, que el agua del pantano te cale… porque nos lo hemos pasado muy muy bien. Nos hemos reído, hemos aprendido e incluso hemos disfrutado de algunos vergonzosos rayos de sol.

QUé bien mis chicuelos fotogasteiztarras. Esta es una de las miles que nos quedan.

Un breve repaso del año

¡Qué rápido vuelan los años! nuevamente hemos llegado a 31 de diciembre. Y sin darnos cuenta. Luego miras atrás y recuerdas los momentos, no todos ellos (porque la memoría de Dori hace su elección). Y puedo decir que estoy encantada de vivir. Con los altibajos, montada en la montañarusa. Y lo mejor de todo junto a vosotros.

Algunos momentos atrapados en fotografías, algunos otros en la memoría y probablemente algunos otros momentos ya olvidados.

Aquí un pequeño e imperfecto repaso. Y para el año que viene más y mejor!

Urte zaharra disfruteu ta URTE BARRIE GOZATU BIHOTZAK!

Y si habeis llegado hasta aquí… un gran muxu y hasta el año que viene…

Momentos mágicos

La magia de nochebuena es que todos los amigos salgamos a la calle y disfrutemos de unas horas felices compartiendo corros, palabras, sonrisas, recuerdos, pasado y presente.

La magia de esta noche es ver a amigos que por distintas circunstancias hace meses, o años que no ves. En ese momento no existe Paris ni existen distancias.

Porque esa noche amigos míos, nos guste o no nos guste, siempre nos quedará Mungia.

Los tejedores de historias.

Las grandes ciudades como las palabras mismas dicen son grandes. Y yo me siento pequeña, muy pequeña, y a veces menos que minúscula.  Madrid me produce ese sentimiento.

Ésta no es la primera vez que la visito, pero mis visitas siempre han estado relacionadas con el trabajo,  nunca con el turismo y aunque la había pisado nunca había tenido la sensación de estar en ella hasta este fin de semana.

Y es que este fin de semana ha sido diferente. Además de haberla podido disfrutar con compañeros y amigos con similares inquietudes fotográficas, este fin de semana hemos ido en plan turistas, turismos fotográficos. Te lo agradezco Gustavo, y también a Sandra, aunque ella no haya venido.

Como gran ciudad que es puedes hacer el pino en medio del puente que nadie te mirará ni te juzgará. Diversidad.

Como gran ciudad que es está llena de vidas. Vidas anónimas que tejen historias.

Cuando la magia existe…

Recuerdo los días previos a navidad de la infancia, cuando la magia era realidad.

Ese último día de clase en la que nos vestíamos de kaxeritos y cantábamos a Olentzero.

Ahora por suerte la magia la viven los sobrinos y su alegría nos inunda a todos.

Mis primeros pasos

Estas fotos hace meses que se tomaron, todavía ni habiamos llegado al verano, pero ese día de junio nos acompañaba el buen tiempo en el parque de las Conchas.

Y aquí nuestro pequeño gran protagonista dedicó sus primeros pasos en solitario a la cámara. Dado que fue este el día en el que se “soltó” a una nueva aventura que es la vida.

Tengo pendiente varias sesiones fotográficas con sus padres. No olvido las palabras, y además encantada se las haré; porque es de agradecer que tus amigos estén dispuestos a ser fotografiados y que además quieran llenar su casa con tus fotografías.

Mila esker Iñaki, mila esker Amaia. Hau zuentzako sarrera txiki bat, ta nahi duzuenean gehiago egingo ditugu. Nola ez.

Lore Jokoak. Juntando pasado con presente.

Desde hace unos cuantos años, en Mungia se celebran las Lore Jokoak sobre finales de octubre inicios de noviembre. Por distintos motivos casi nunca he podido asistir, pero este año, por suerte, sí que he podido ir.

Qué os voy a decir, me encantan las fiestas diurnas. Me encanta vestirme de “kaxerita”. Aunque una vez más soy la que está tras el visor, redescubriendo la vida.

La serie se realizó en blanco y negro con distintos virados, pero finalmente he decidido dejarlas todas en sepia (procesado con lightroom) porque como el profe bien dice, estos colores dan calidez.

Brillando sobre el acantilado

Estoy intentando direccionar mi blog. Soy nueva en esto… y se que de momento todo son niños y embarazadas, será la edad.

Pero la finalidad de este blog es transmitir sentimientos a través del mismo, ya veremos como se va desarrollando…

…por lo que ¡qué mejor que aprovechar la doble felicidad de estas personas que tan importantes son en mi vida!

En esta ocasión dedicado a…

Oihana.

Mi gran amiga de la universidad. No recuerdo exactamente el día que la conocí, para que mentir. Pero sí recuerdo la sensación que tuve al conocerla… dulzura, cercanía, comprensión… AMISTAD, sí, en mayúscula porque ella es así hasta el infinito y más allá!

Esta vez me acerqué a su casa. Meses sin vernos! Se montó conmigo en el coche y de allí nos fuimos a Zumaia. Desde entonces arrastro un pequeño esguince de tobillo, pero he de reconocer que mereció la pena esa mañana nublada con Oihana en la que en el mejor momento también el sol decidió saludarnos.

ZORIONAK OIHANA! Zure mutikoa zure erdia bada ere itzela izango da!

Una pequeña pincelada de una nueva vida

Esta es una pequeña pincelada de lo está por venir. Todavía tenemos pendientes muchas futuras sesiones, en la que nuestra pequeña protagonista tenga la suficiente fuerza para sostener su cabeza… pero como hemos mencionado ya tenemos el pincel en mano y comenzamos a dibujar nuestro gran lienzo.

Por fin tenemos el tesoro entre nuestra manos.

Para María y su Emma.